La planificación, pilares básicos

La planificación, pilares básicos

La planificación comprende una serie de pilares que se entrelazan entre sí. Los cuales trabajan por un mismo fin, esto es el alcance de nuestros deseos. Y hoy, en mi blog te quiero hablaer sobre este importante tema.

¿Sabes cuáles son esos pilares? Aquí te dejo algunos.

6 pilares de la planificación

Te pido que reflexiones en cada uno de estos pilares y los vayas aplicando en tu planificación:

Propósitos

Esas aspiraciones que tienes. Debes tener claro ¿qué quieres lograr? ¿A dónde quieres llegar? Estás aspiraciones pueden ser permanentes o semipermanentes.

Investigación

Consiste en determinar cuáles son factores que te pueden ayudar a cumplir tus propósitos o aspiraciones. Y que medios vas a usar para conseguirlos.

Objetivos

Básicamente representan los resultados que deseas obtener. Fines para alcanzar que se establecen para realizarse transcurrido un lapso de tiempo específico.

Estrategias

Estás pueden ser de acción general o alternativas que muestren una dirección y el uso de recursos y esfuerzos para lograr los objetivos de la forma más ventajosa posible.

Programas

La planificación va de la mano con la programación. Estos programas son esquemas que se hacen para establecer la secuencia de actividades se van a realizar con el fin de alcanzar los objetivos ya propuestos. Deben contener además el tiempo que requerirá cada una de las partes del programa.

Procedimientos

Básicamente se trata de establecer un orden cronológico y una secuencia de actividades que deben seguirse.

Cuando tienes pensado hacer alguna cosa, casi siempre lo primero que te preguntas es ¿Cómo lo voy a hacer? Ahí es donde entra en juego la planificación.

¿Por qué es importante la planificación?

Porque de ella depende lo realmente productivo que puedas llegar a ser en lo que te propongas.  Ésta es llamada también como planeación o planeamiento.

Se conoce como una función administrativa donde se lleva a cabo el análisis de una situación, se establecen objetivos y el desarrollo de los planes de acción a tomar en cuenta para la implementación de estrategias.

La planificación radica en la necesidad de organizar de manera coherente lo que se quiere lograr. Lo que implica tomar decisiones previas a la práctica para definir cómo se hará para lograrlo de la mejor manera.

¿Para qué sirve la planificación?

Sirve para diseñar un plan sobre lo que deseamos hacer para llegar a nuestro objetivo. Ya sea a corto, mediano o largo plazo. Y aprovechar al máximo el potencial existente.

Similar a un juego de ajedrez donde planeas usar una buena estrategia muy competitiva para ganarle a tu oponente. La cual amerita mucha concentración y está implícitamente llena de planificación.

Imagina que tus fichas son las blancas, comienzas por mover el primer peón en tu primera jugada. Y empieza el juego. Notas cómo tu oponente está concentrado tanto como tú y quiere ganarte. Se toman sus minutos cada uno para pensar en su siguiente jugada y van comiendo piezas. Hasta el punto que llega el jaque mate.

Se lee tan fácil. Pero no lo es, el que haya sido el ganador del juego tuvo que haber tenido una buena estrategia e implementarla. De lo contrario no habría podido ganar.

Así pasa en la vida real, diariamente estamos viviendo una batalla. Depende de lo bien que procuremos mover las piezas para tener éxito y ganar la batalla.

Sin planificación es difícil lograrlo, tal vez no sea imposible, pero si es complicado. Es mejor tomar un tiempo de planificación, que luego perder o no alcanzar nuestros objetivos.

¿Qué se debe tener en cuenta para una buena planificación?

Ten en cuenta inicialmente conocer la situación real, que esté bien definida será clave, con suficiente información y que sea plenamente confiable y comprobada. A partir de allí parte y emprende el camino.

Recuerda tomar en cuenta el conocimiento que tienes acerca de las limitaciones y potencialidades que tienes como persona para llevar a cabo tu propósito. Eso es súper importante.

Otra cosa es la seguridad que tengas. Debes estar convencido, bien seguro de que lo que estás planeando sea algo realista y congruente con lo que puedes hacer.

Imagina que una persona tenga como meta hacer una edificación, pero antes no toma en cuenta si tiene todo lo necesario para acabarla. No se toma el tiempo de ver si cuenta con el dinero suficiente y necesario. Ni se percata de ver que los materiales que ha comprado alcancen para terminar por completo el trabajo de edificación y simple y llanamente comienza. Cuando el proceso va a mitad se da cuenta de que no tiene lo suficiente y se lamenta por no haberlo planificado antes.

Para estos casos y para todo en la vida se necesita de planificación.

Como hacer una rica receta, si primero no cuentas los ingredientes y te aseguras que tienes todo lo que vas a necesitar a la mano, luego cuando ya estés preparando la receta, y notes que se te olvidó algún ingrediente, pero resulta que no está en tu despensa. No vas a salir corriendo al supermercado a comprarlo en ese momento. Eso sería una completa y rotunda pérdida de tiempo. Y más si la cena era para alguien muy especial que está a punto de llegar.

Conclusión

¿Ves lo importante que es ter una planificación anticipada?

Te ahorra tiempo y malos momentos. Si planificas bien las cosas al final sentirás una fantástica sensación de triunfo y de éxito.

Abrir chat